NOTICIAS

Sistema Inmune

Sabemos que el ejercicio provoca innumerables beneficios de salud en nuestro organismo siendo esta una de las razones por las cuales la gente comienza a entrenar, sin embargo, cuando ya empezamos a movernos con mayor frecuencia y/o intensidad, hay algunas cosas de las que debemos preocuparnos a la cual no le prestamos la atención necesaria.

Estamos conscientes de que debemos tener energía para mantener una intensidad de trabajo, que debemos hidratarnos bien y que debemos consumir proteínas para recuperar el tejido dañado, pero, ¿alguna vez nos hemos preocupado de que ocurre con nuestro sistema inmune?

Fig 1. Como muestra la imagen, todos estos factores influyen sobre el sistema inmune donde se destaca el ejercicio, el incremento gradual de las cargas de entrenamiento aumenta la liberación de hormonas como adrenalina, adenocortoctrofina, glucagón, etc, las cuales tienen un efecto negativo indirecto sobre la función inmune, lo que genera finalmente una respuesta hormonal alterada durante el ejercicio y posterior a el.

Una inadecuada nutrición, déficits nutricionales ya sea de carbohidratos, lípidos y/o proteínas, deshidratación, provocan un efecto negativo directo sobre el sistema inmune lo que sumado al impacto hormonal, trae como consecuencia una disminución de la inmunidad celular, menor producción de anticuerpos y menor actividad fagocítica.

Es por esta razón que debemos preocuparnos de alimentarnos e hidratarnos adecuadamente, no solo para tener energía para entrenar, competir y recuperarnos, sino para preocuparnos de los demás sistemas que pueden verse afectados por el incremento en la periodicidad y/o cargas de entrenamiento.

 

¿Qué Es El CORE?

«Core» es uno de los términos más usados en exceso y mal entendidos en materia de salud y fitness hoy. El término es usado en exceso por lo que casi se ha perdido su legitimidad. El núcleo no es sólo los abdominales y ejercicios básicos.

Anatómicamente el núcleo es simplemente el tronco (cuerpo sin brazos y piernas). Se compone de los principales músculos de los hombros hasta los gluteos, específicamente el diafragma, abdominales, músculos del suelo pélvico, multifidis, erectores de la columna, dorsal ancho, trapecio, glúteos, y psoasiliaco. Pero esto todavía no representa el núcleo de verdad. Core representa cómo funcionan estos músculos juntos en una secuencia coordinada de contracciones, estos músculos centrales ayudan a estabilizar las caderas, los hombros y el tronco que conduce a una mejor postura, más fuerza, y una base más estable para que nuestros brazos y las piernas pueden trabajar. Un núcleo fuerte le ayudará a transferir la energía desde y hacia su cuerpo superior e inferior y el límite de la energía perdida a través de los movimientos defectuosos que no sean necesarios. En mi opinión esto es básico. Se necesita núcleo para todos los deportistas, de hecho para todas las personas. Me hacen preguntas todo el tiempo acerca de por qué es importante el núcleo para los corredores.

Durante la marcha los dorsales y glúteos utilizan un sistema coordinado de tensión, relajación y contracción para ayudar a conseguir una mayor estabilidad en la pelvis y la potencia en las piernas y esto sólo puede ocurrir de manera efectiva con un núcleo fuerte para hacer la transferencia de energía posible. Así que ahora que sabes un poco acerca de lo que es y por qué el núcleo es tan importante, lo que necesita saber cómo entrenar funcionalmente.

Los comentarios están cerrados.